miércoles, 6 de julio de 2011

Fines y cometidos del Estado / Caracteres del poder del Estado (tercer año)

FINES Y COMETIDOS DEL ESTADO

Los fines del Estado son los objetivos que el Estado se propone. Los cometidos son actividades que el Estado desarrolla para alcanzar esos fines y que cumple a través de sus diferentes organismos. Los fines del Estado se clasifican en primarios y secundarios.
Se denominan fines primarios a aquellos que el Estado necesariamente debe cumplir para ser “Estado” y que, por ende, no puede dejar en manos de particulares. Estos son el mantenimiento del orden en el interior y la seguridad exterior, el cobro de contribuciones (por ejemplo: impuestos) y el pago del presupuesto (sueldos y gastos).
Los fines secundarios son aquellos cuyo cumplimiento por parte del Estado no afecta su existencia como tal; en otras palabras, el Estado no deja de ser Estado si no cumple con ellos. Los pueden realizar los particulares o el Estado o los particulares y el Estado en forma de colaboración. Éstos son la educación, la salud pública, las diferentes actividades económicas.

CARACTERES DEL PODER DEL ESTADO

1. ORIGINARIO
El poder del Estado es natural, no deriva de ningún otro poder y se basa en la existencia de un orden jurídico, a través del cual ejerce su autoridad. Es Estado se organiza a sí mismo y él establece límites.

2. GENERAL O TOTAL
Alcanza a todas las personas por igual

3. FORZOSO, INELUDIBLE
Ninguna persona puede escapar del poder del Estado; como asociación política es una modalidad de agrupación a la cual el individuo está integrado. Independientemente de la voluntad de las personas, el Estado ejerce sobre ellas su poder, de este modo quedan sometidas a su mando, y su cumplimiento, a diferencia de otras organizaciones a las que voluntariamente pertenecemos, por ejemplo, a un club deportivo, un partido político, etc.

4. COACTIVO Y OBLIGATORIO
Es la capacidad de imponer sus mandatos por la fuerza

5. SOBERANO
Es el carácter de superioridad, es un rasgo distintivo del poder y del Estado. Es una cualidad del poder, ya que no admite otro por encima de él. Según Maurice Duverger, “en su sentido más simple se llama soberanía al supremo poder de mando, aquel que pertenece a la más alta autoridad”.

Debemos diferenciar soberanía interna de la externa

La soberanía interna implica que el Estado, en su relación con los individuos o grupos, tiene un poder supremo, puesto que predomina su voluntad. Significa que toda otra organización está subordinada al poder del Estado, existe porque el Estado la admite.

La soberanía externa es la que se manifiesta en las relaciones entre los Estados, e implica la exclusión en toda subordinación de un Estado respecto de los otros Estados, en el orden internacional. En este caso la soberanía es sinónimo de independencia y de autodeterminación.

Bibliografía:
Bottero, Escoto, Goncálvez, Ed. Social y Cívica, C. Estudiantil, 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.