CONCEPTO DE DEMOCRACIA -Tercer año-

LA DEMOCRACIA: un estilo de vida

Barbagelata hace referencia a la palabra democracia y sus diferentes interpretaciones.

Existe coincidencia en afirmar que la democracia es el gobierno del pueblo. Pero esta afirmación es aparente. Porque ¿qué entendemos por pueblo y por gobierno? ¿Cuál es la relación que sostenemos hay entre ambos?
Los conceptos pueden ser muy diferentes. Al utilizar la palabra “del”, el pueblo puede ser quien forme el gobierno o fuente de autoridad de éste, o simplemente el destinatario de su acción; o ambos.
Para algunos democracia significaba una categoría que se contraponía a la monarquía y aristocracia. Para otros “democracia” es una palabra sagrada sinónimo de lo mejor o lo más conveniente.
El mundo no conoce democracia sino democracias.
La democracia es una forma de vida, una especial concepción de la vida y del mundo: una filosofía de vida.
El sujeto de la democracia es el hombre como un ser integral, cada hombre es una unidad distinta que vale por sí, con una condición propia e irreductible. En este sentido la democracia es una concepción individualista que concibe a cada sujeto y su pensamiento, su decisión autónoma tanto en los problemas particulares como colectivos. Debido a esta concepción todos los hombres cuentan y pesan en las determinaciones más importantes de la sociedad.
Ser parte de una democracia implica una adhesión reflexiva, consciente, meditada. Cada hombre, por solo el hecho de serlo, es también persona y por lo tanto titular de derechos y de obligaciones; por lo tanto la esclavitud es un fenómeno impensado para una democracia. La persona humana es para la democracia el valor supremo, siendo una filosofía personalista.
Barbagelata analiza el derecho a la vida y la dignidad del hombre en la democracia. Afirma que el modo en que concibe al hombre la democracia lleva a reconocerlo como integrante de la familia humana, sin distinción de raza, sexo, color, idioma, religión, opinión política, posición económica, etc. Se reconoce la tenencia y el goce de derechos fundamentales, denominados “derechos humanos”. El derecho supremo, base de todos, es el derecho a la vida, desde el momento de la concepción y hasta la muerte.
Barbagelata se refiere a la democracia y la libertad. Son pilares en este sentido la libertad de pensamiento y de comunicación de los pensamientos, con una actitud de tolerancia frente a todas las ideas; en el “libre juego de las opiniones contrarias”.
Una expresión fundamental de la libertad en democracia es la libertad política que consta de hacer gravitar la voluntad de cada cual en la designación de los gobernantes: elegir libremente.
Barbagelata se refiere al Derecho y la legalidad en la democracia. Afirma que el Derecho tiene en su origen la razón de fuerza virtual, su coercibilidad. Es vital que éste sea cumplido por el Estado y por todos; que impere la ley y no la voluntad exclusiva de los gobernantes. El Derecho se tiene que cumplir por todos, respetando la jerarquía de las normas que conforman el ordenamiento jurídico.
La democracia, mediante la educación, propende al desarrollo de todas las potencialidades de todos los hombres. Se buscar formar sujetos pensantes, actuantes, responsables, críticos de su realidad y de la que los rodea. Es fundamental forjar el civismo mediante la educación para la libertad y la igualdad. Comunicado los derechos y deberes. Esta labor no debe solo verse reflejada en cursos con especificidad a tal contenido, debe ser un tema transversal a todas las asignaturas; no solo en la escuela o liceo, sino en todas las instituciones.
En democracia el Estado es sometido al Derecho y responsable; respetando los derechos del hombre. También éste es proclive a la paz y la armonía de todos los pueblos. El Estado uruguayo en todas sus Constituciones se muestra como un Estado democrático, sometido al Derecho.
El gobierno democrático debe ser de opinión, también debe ser un gobierno de formación popular. Esto implica la renovación periódica y regular de las autoridades, sufragio universal e igualitario, sistemas electorales confiables, decisión de las mayorías y elecciones y pronunciamientos populares libres (que implican pluralidad de opciones). Es esencial en un gobierno democrático la separación de poderes, de manera que el poder no esté concentrado en un solo órgano u hombre. Un sistema de contralor y responsabilidades en lo referido a los gobernantes y funcionarios es necesario en todo gobierno democrático.

Fuente: Barbagelata, Aníbal; La Democracia; Fundación de Cultura Universitaria, Montevideo, 1997

Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN JURÍDICO: concepto; principios. Principales normas jurídicas de nuestro Derecho. -SEXTO DERECHO-

CONCEPTO Y FINALIDAD DEL DERECHO / D. NATURAL Y POSITIVO